Instrucciones del Estado Mayor Central para el desarrollo de la maniobra. Estados Mayores.

Instrucciones generales para el desarrollo de la maniobra. Ofensiva de conjunto (IV) (1)

XIII.- Estados Mayores.

51.- Los jefes de Estado Mayor cuidarán del perfecto funcionamiento de los mismos procurando que las cinco Secciones reglamentarias trabajen en perfecta coordinación con el jefe de E.M.

52.- Si es explicable que algunas Unidades enfrascadas en la lucha, pierdan el enlace con su jefe, no es admisible que esto ocurra en los E.E. M.M. [Estados Mayores] de Brigada, División y Cuerpo de Ejército, con respecto a su escalón superior.

Por tanto estos E.E. M.M., con la frecuencia que se les ordene e inexcusablemente a fin de jornada, deben dar cuenta gráficamente al escalón superior de la situación de la primera línea y responder de la veracidad del informe.

Estado Mayor de una Gran Unidad observado el plano de situación.

Estado Mayor de una Gran Unidad observado el plano de situación.

53.- El enlace debe ser preocupación fundamental de un E.M.  Es, pues, imperdonable que en ningún momento no sepa un jefe de E.M. donde se encuentran todos los PP.CC. [Puestos de Mando] de las Unidades subordinadas y los de Artillería, Aviación y tanques que colaboran en la operación. Es preciso desterrar definitivamente la independencia con que estas armas han trabajado en muchas ocasiones. El Mando, para ello, puede imponer la situación del Puesto de Mando a las Unidades subordinadas y quien lo abandone será responsable de acto tan grave.

54.- Es frecuente que un servicio tan importante como el de Información deje de funcionar o funcione con grandes lagunas en periodos de operaciones. El jefe de la Sección correspondiente cuidará que las Unidades subordinadas den diariamente los partes de información del enemigo y los extraordinarios precisos para que diariamente se pueda hacer la labor de interpretación y difusión de las noticias y el Mando esté bien orientado sobre las posibilidades del enemigo.

55.- El Mando cuidará de que los PP.CC. [Puestos Mandos] no queden demasiado retrasados. Esto no quiere decir que los de División y Cuerpo de Ejército no puedan trabajar con relativa tranquilidad. Pero no ha de olvidarse que esto se conseguirá más que por la lejanía del frente, por la separación del P.C. de las vías de comunicación, la prohibición de que en sus proximidades haya automóviles, motos y aglomeración de personal, el enmascaramiento y la supresión de los visitantes inoportunos. Para ello es una regla práctica el que el alojamiento y los comedores de cada Cuartel General estén separados del puesto de Mando o lugar de trabajo, varios kilómetros. Es recomendable que el puesto de Mando esté fuera de poblado. El gobernador del Cuartel General y el jefe del Cuerpo de Tren cuidarán de organizar, el primero su enmascaramiento, y el segundo la circulación de sus alrededores.

Soldados republicanos observan los movimientos rebeldes.

Soldados republicanos observan los movimientos rebeldes.

56.- Los Grandes Unidades, además de su P.C. deberán tener montados uno (Brigada) o varios (División, Cuerpo de Ejército y Ejército), observatorios, funcionando permanentemente con personal de transmisiones y de observadores dependientes del servicio de información correspondiente. En los observatorios y en los PP.CC. se indicarán también en esta relación las órdenes dadas y los partes recibidos.

57.- De los documentos que permanentemente deben tener al día todo Estado Mayor, se exigirán bien en forma secundaria, bien en forma detallada, pero siempre al día, los siguientes:

  1. Estado de fuerzas, aunque solo sea en forma global, pero conociendo el número de armas automáticas, piezas de artillería y calibres principales.
  2. Gráfico de la situación de la primera línea enemiga y noticias que se conozcan (1:500.000).
  3. Gráfico de la situación de la primera línea propia y PP.CC. [Puestos de Mando] de las Unidades subordinadas al E.M. correspondiente (1:500.000).
  4. Estado de municiones.
  5. Existencias en el depósito de planos del Estado Mayor.

58.- El Mando de cada Gran Unidad cuidará al propio tiempo de dar al jefe de E.M. toda la autoridad necesaria para que tan importante órgano funcione adecuadamente, cuidando evitar dar órdenes sin conocimiento más o menos inmediato del jefe de E.M. así como no disponiendo de los oficiales de E.M. para misiones que no sean ordenadas por el jefe de E.M. que es quien debe manejar a sus oficiales. Del buen funcionamiento de los EE.MM. serán responsables directamente sus jefes correspondientes ante el jefe de E.M. del escalón superior y ante el jefe del E.M.C. [Estado Mayor Central].

[FINAL PARTE (IV)]

Valencia 21 de septiembre de 1937

El coronel jefe del E/M/C [Estado Mayor Central].

Vicente Rojo

 

(1) Archivo General Militar de Avila (AGMAv.), Zona Roja (ZR). “Instrucciones del E.M. Central para los Ejércitos y del E.M. de esta Brigada [109ª] 1937, 1938 y 1939”. AGMAV Armario (A) 76 / Legajo (L) 1236 / Carpeta (C) 8 / Documento (D) 2 / 1-11

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 1937, Órdenes, Maniobras y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s