Instrucciones del Estado Mayor Central para el desarrollo de la maniobra. El enlace. La Infantería.

Instrucciones generales para el desarrollo de la maniobra. Ofensiva de conjunto (II) (1)

V.- El enlace.

16.- Estar enlazados es saber dónde están y que hacen todos los que dependen de nosotros, los vecinos, el Mando Superior y los que colaboran con nosotros (artillería, aviación, tanques). Tener un representante de estos en cada puesto de Mando. Poder comunicar órdenes o peticiones rápidamente.

Avance de una columna franquista con una bandera monárquica bicolor desplegada.

Avance de una columna franquista con una bandera monárquica bicolor desplegada.

17.- El enemigo para enlazarse ha empleado con éxito en el Norte, grandes banderas monárquicas. Cuando ocupaban un pico o un pueblo, las desplegaban y así los vecinos y el Mando, artillería y aviación, se daban cuenta enseguida de la situación de la primera línea. Cuando se hacía algún movimiento envolvente, el efecto de la bandera era desmoralizador. Empleemos grandes banderas republicanas o rojas. Empleemos también los paineles de jalonamiento de primera línea para nuestra aviación. Se olvida esto con frecuencia.

18.- Cuidar mucho, especialmente los dos primeros días, no confundir nuestras fuerzas con las del enemigo. Tener en cuenta que marchan sobre el objetivo principal muchas fuerzas propias por diferentes direcciones. Empleo de las banderas a estos efectos.

19.- Al dar cuenta de la situación, decir las unidades o el enemigo que se tienen delante y a ambos lados.

20.-Para enlazarse con las unidades vecinas empléense destacamentos mixtos, al mando de un jefe de una de las unidades enlazadas.

21.- El enlace de las tropas de tierra con la aviación no se ha conseguido aún hacer en forma satisfactoria. Ello se debe a lo siguiente:

1º.- Las tropas de infantería no se preocupan de llevar los paineles y no jalonan cuando viene aviación propia.

2º.- Los Mandos no distinguen bien los aviones propios de los enemigos y no obligan a jalonar.

3º.- Los Mandos de tierra no dan toda la importancia debida al código de señales con aviación, no se [lo] llevan consigo ni lo solicitan cuando les hace falta. No se preocupan de emplear las señales.

4º.- La aviación no recuerda con la frecuencia debida a las tropas de tierra la necesidad de jalonar y de enlazarse. Emplea poco los partes lastrados.

Estos inconvenientes se obviarán poniéndose de acuerdo antes de cada operación los mandos terrestres con los oficiales de enlace de aviación sobre la forma de efectuar dicho enlace y repartiendo estos profusamente el código de enlace y señales.

VI.-  Infantería.

Avance de tropas a pie. Las tropas republicanas avanzan hacia el objetivo para  recuperar el dominio de la sierra y sus caseríos.

Avance de tropas a pie. Las tropas republicanas avanzan hacia el objetivo para recuperar el dominio de la sierra y sus caseríos.

22.- Avanzar velozmente cuando no haya enemigo. No esperar al vecino. No apelotonarse nunca. Aprovechar el terreno, esconderse. No avanzar a pecho descubierto. Fortificarse, aunque sea trabajando con las manos, siempre que haya una detención. Emplear apoyos de fuego. Mientras unos avanzan otros tiran. Aprovechar el fuego de nuestras ametralladoras, artillería y la presencia de nuestra aviación para avanzar. No ser espectadores del tiro de nuestra artillería o de la actividad de nuestra aviación. Su actuación es costosa y debe aprovecharse para avanzar, no para entretenernos.

23.- Reconocer bien y continuamente el terreno y compararlo con el plano. Saber dónde se encuentran todos los puntos y caminos que marca el plano. Dar continuos informes de situación de enemigo. Enviar con frecuencia croquis de la situación de la primera línea.

24.- Hacer refugios contra aviación y artillería. Tener cada hombre y cada jefe elegido un puesto para aguantar los bombardeos. Tal como actua hoy el enemigo, cada bombardeo de aviación y artillería que se aguanta en su puesto es un ataque rechazado.

25.- Las baterías de infantería deben distribuirse por piezas muy adelantadas dando una a cada batallón de primera línea y concentrando su fuego solo en algunos ataques. En la defensiva deben estar distribuidas por batallones. Tirar con ellas sobre objetivos claros, especialmente tanques o ametralladoras enemigas.

26.- La fortificación la deben hacer las tropas de infantería por sí mismas, no esperar para ello a que lleguen los batallones de Zapadores.

27.- No pensar en relevos, hacer descansar las tropas por mitades, que puedan resistir veinte días de combate seguidos.

28.- Cada jefe de infantería debe responder a estas preguntas:

¿Quién y dónde está el encargado de apoyarme con su fuego?¿Estoy bien enlazado con él? Pero el apoyo no puede ser continuo. Solo para avanzar o contener un ataque fuerte del enemigo.

Transporte de munición sobre el lomo del animal hasta las posiciones.

Transporte de munición sobre el lomo del animal hasta las posiciones.

29.- Preocuparse de tener animales  de carga para el transporte a lomo o arrastrar las ametralladoras, o relevar con frecuencia los hombres que las transportan.

30.- Economizar los cartuchos. No tirar más que con seguridades de dar. No hacer fuego más que por orden de los oficiales. Estos deben dar el alza, el punto a apuntar y los cartuchos que hay que disparar.

31.- Emplear bases de fuego de batallón. (Véase, artículos 486 a 490, 512 a 514, 519 a 521 y 524 del Reglamento Táctico de Infantería, 2º parte).

32.- Pasar por grupos pequeños, de hombre a hombre, los sitios batidos por la artillería. Arrastrarse ante el fuego de la infantería.

33.- Pocas fuerzas y muchas armas automáticas en primera línea. Mucho escalonamiento en profundidad. Muchas reservas. Así cuando el enemigo ofrezca resistencia, tendremos fuerzas para envolverlo en vez de atacar de frente.

34.- Aprovechar mucho la noche para avanzar todo lo posible, rectificar las líneas y enlazarse.

35.- Lo último que debe hacerse cuando se conquista un objetivo es pensar en defenderlo de los contraataques, distribuir para ello fuerzas y armas automáticas, hacer plan de fuegos y restablecer enlace y reservas. Fortificarse siempre que estemos parados. No escatimar el trabajo.

36.- Si hay que retirarse, conservar todo el material, exigir responsabilidades al que lo pierda. Si se retira la unidad por escalones se puede hacer mucho daño al enemigo y aún detener su avance.

 

[FINAL PARTE (II)]

Valencia 21 de septiembre de 1937

El coronel jefe del E/M/C [Estado Mayor Central].

Vicente Rojo

 

(1) Archivo General Militar de Avila (AGMAv.), Zona Roja (ZR). “Instrucciones del E.M. Central para los Ejércitos y del E.M. de esta Brigada [109ª] 1937, 1938 y 1939”. AGMAV Armario (A) 76 / Legajo (L) 1236 / Carpeta (C) 8 / Documento (D) 2 / 1-11

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 1937, Órdenes, Batallones, Operaciones y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s