Microbiografía de Cándido Méndez, último Comisario de la 109ª Brigada Mixta

Cándido Méndez Núñez, padre del actual Secretario general del sindicato UGT,  Cándido Méndez Rodríguez, nació el 27 de junio de 1911, y era hijo de Leopoldo y Encarnación, y vecino de Barcarrota (Badajoz) donde le sorprendió el Golpe de Estado del 18 de julio, y en donde estaba afiliado al Partido socialista. Ocupó el cargo de Secretario de la Sociedad de ganaderos y fue interventor durante las Elecciones de febrero de 1936. Al acabar la guerra se encontraba con su Brigada, la 109ª, en Talarrubias (Badajoz). En ese momento era el máximo representante del Comisariado de dicha brigada. Fue detenido en la capital de la provincia, donde acudió para refugiarse, por agentes de la Red Provincial de Badajoz del SIPM (la policía político-militar de Franco, durante la Guerra Civil), por ser comisario político, el 27 de mayo de 1939.

Durante el conflicto, sirvió en el 1º Regimiento de Milicias Extremeñas, con carácter voluntario, desde el 2 de agosto de 1936 hasta el final de la Guerra, pero ya ostentando los empleos de Comisario. En junio de 1937 ingresó como Comisario de Compañía en la 91ª Brigada Mixta, pasando en diciembre a ser Comisario de Batallón en la 109ª Brigada Mixta, y Comisario de su Brigada durante los 3 últimos días de la guerra, porque Ernesto Herrero, Comisario titular de la Brigada se ausenta de la misma “para proceder a la curación de una dolencia crónica agravada desde hace algún tiempo…”

1979. Manifestación del 1º de mayo en Jaén. En la foto, comenzando por el segundo de derecha a izquierda, Cándido Méndez Núñez. Fuente: Público.

La última Orden General de la 109 Brigada Mixta republicana es emitida por el Jefe y el Comisario accidentales de la Brigada, mayor Nicolás Ochaita Batanero y Cándido Méndez Núñez respectivamente, a las 16.00 horas del día 26 de marzo de 1939 en el Puesto de Campaña de Talarrubias (Badajoz), y en ella se hace pública otra Orden General anterior del Ejército de Extremadura (la núm. 141 del día 21 de marzo), con un artículo único en el que se comenta que: “El Consejo Nacional de Defensa está dispuesto a llevar a cabo negociaciones, que nos aseguren una paz honrosa y que al mismo tiempo pueda evitar estériles efusiones de sangre. Esta decisión puesta de manifiesto de cara al país, demuestra que al saber recoger los anhelos de éste, cuenta con él para todo ya que tiene explícita confianza. Por encontrarme mandando accidentalmente el Grupo de Ejércitos y depender de él, según reciente disposición, también todas las fuerzas de Mar y Aire, quiero dirigirme a todos los que accidentalmente están a mis órdenes, para que, dándose cuenta del momento actual, sepan la necesidades de que todas las fuerzas armadas de la República –selección de todo el país- estén en sus puestos tranquilas y serenas, con la vista puesta en el frente, como corresponde a su principal misión; guardadoras del orden , por estar en sus manos el Orden Público con arreglo a la declaración del Estado de Guerra; y, con la confianza puesta en sus Mandos y en el Consejo de Defensa, como corresponde a fuerzas disciplinadas que en la lucha, son capaces de los mayores sacrificios, y en todas las misiones que se las imponga han de dar pruebas de abnegación en ellas características. Yo así lo espero; siempre he tenido fe absoluta en los destinos de España, y por haber vivido siempre cerca de mis soldados durante toda la guerra, sé las virtudes que le adornan, y por ello, tengo la confianza de que ningún hecho ha de turbar las decisiones del Consejo, en el que todos, absolutamente todos, tenemos puesta nuestra confianza.” Esta orden está firmada por el Jefe accidental del Ejército de Extremadura, Leopoldo Méndez.

Esta última lleva un anexo que recoge el Decreto que publica en su núm. 3, de fecha 18 de marzo de 1939, el Diario Oficial del Ministerio de Defensa Nacional: “De acuerdo con el Consejo Nacional de Defensa y a propuesta del Consejero de Defensa, vengo a decretar lo siguiente: Queda suprimida la estrella roja de cinco puntas en el uniforme y prendas de cabeza de todo el personal militar y del Comisariado en los Ejércitos de Tierra, Mar y Aire, por considerar innecesario su uso, toda vez que no tiene significación jerárquica”. Está emitido en Madrid el 17 de marzo de 1939, y lo firma el Consejero de Defensa, Segismundo Casado López.

Es decir que a Cándido Méndez junto al jefe militar, les corresponde anunciar a sus fuerzas que Ejército Popular se rendía.

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Brigadas Mixtas. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Microbiografía de Cándido Méndez, último Comisario de la 109ª Brigada Mixta

  1. Es el primer blog de esta tematica que leo, pero lo cierto es que resulta ameno de leer y sobretodo muy interesante. Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s