El Campo provisional del caserío Zaldívar

Gráfico de situación de las Fuerzas franquistas, en fecha 10 abril de 1939.

Gráfico de situación de las Fuerzas franquistas, en fecha 10 abril de 1939.

       Franco elaboró personalmente, mediante las instrucciones del 27 de marzo y 6 de abril de 1939, las normas con las que se debían organizar los primeros campos de concentración provisionales. Pero los jefes de las divisiones nacionales tenían potestad para establecer el sitio más conveniente por razones de higiene, vías de comunicación y emplazamiento del lugar donde iba a realizarse la entrega, y en el caso de no existir lugares capaces para albergar a todo el contingente previsto, señalar varios cortijos que se considerarían como uno solo[1]. En las inmediaciones de Casas de Don Pedro, se habían acondicionado el citado cortijo Casa Zaldívar y el cercano cortijo Casa Boticaria, pero fue el primero el que dio nombre al complejo concentracionario. Este campo provisional, tuvo como objeto primordial servir como escalón intermedio entre el puesto de mando del 1º Regimiento de la 19ª División (ubicado inicialmente en Casas de Don Pedro, pero que a partir del 10 de abril de 1939 se situó en Talarrubias), que los había recogido, “en el que al propio tiempo que se llevan a cabo el cumplimiento de misiones que no admiten demora, se hace posible una permanencia mayor de los prisioneros y presentados ”[2], y el centro de reunión dependiente de la División, es decir, el gran campo de concentración de Castuera, a donde iban a parar.        

Portalón de entrada al cortijo Zaldívar

Portalón de entrada al cortijo Zaldívar

Los prisioneros de la 109ª BM que se entregaron en La Barca, orilla derecha del río Guadiana, entre las localidades pacenses de Talarrubias y Casas de Don Pedro, el día 27 de marzo, tras permanecer una noche detenidos y custodiados por guardias civiles en un destartalado teatro de esta última localidad,  constatan que otro clase de guardias les formaron y, sin decir palabra, les condujeron hacia las afueras del pueblo, como a tres kilómetros. Veían un cortijo. Destacaba su blancura entre un olivar. Imaginaban que estarían mejor esa noche.

            Una alambrada espinosa circundaba, así como en cincuenta metros, al cortijo. Penetraron en el recinto, aparentemente más acogedor, por una entrada vigilada por unos soldados.

             El día 29 de marzo el parte del Regimiento franquista que había realizado la captura, menciona el total de prisioneros que hasta ese momento se habían entregado “El número de prisioneros hechos por las fuerzas del Regimiento en los tres últimos días rebasa la cifra de 8.000, pertenecientes a las 20, 81 y 109 Brigadas Mixtas y al VII Cuerpo de Ejército de Extremadura. Estos prisioneros serán conducidos a los Campos de Concentración de Zaldívar y al que se organiza en Siruela”[3].

Brazalete distintivo del SIPM, Servicio de Información y Policía Militar.

Continuando con el relato, los prisioneros entraron dentro del Campo vigilados por la atenta mirada de los guardianes que portaban un brazalete en el brazo derecho que decía: Policía. Ya en el edificio, había un gran patio empedrado con arte y, en el centro del mismo, un pozo de alto brocal, con su polea y pozal para la extracción del agua cristalina que contenía. Otro guardia, soldado nacional, vigilaba el pozo. Sólo podían utilizar el agua de referencia los de casa. Éstos la constituían: el Jefe, un alto y espigado teniente. Siempre con una porra en su mano derecha, paseaba su figura uniformada con relucientes polainas y zapatos, volteando constantemente su porra, casi como lo hacen hoy las majorettes. Eso sí: hablar, no hablaba. De ello se encargaban los Doce; doce soldados, gallegos todos ellos, que transmitían las órdenLos prisionero se informaron que el Jefe era de Salamanca. Y además había sido maestro nacional. El  Campo de Concentración (que no otra cosa era entonces el cortijo) se titulaba Casa Zaldívar[4].

Pozo con alto brocal, con su polea y pozal para la extracción del agua cristalina que contenía

Pozo con alto brocal, con su polea y pozal para la extracción del agua cristalina que contenía

 

 

 

 

 

 

 


[1] AGMAv, (DN). “Información. Instrucciones generales.- Instrucción nº 4, del día 10  [de abril] Campos de Concentración de prisioneros.- Abril 1939”.  A.23/ L.1, C. 34, D.1 o AGMAv, C.1501, Cp.34.

[2] AGMAv, (DN).“Información. Instrucciones sobre prisioneros y presentados y sobre recogida de documentación enemiga, de fecha 29 y para Comandantes Militares, de fecha 30. Marzo 1939”. A.23/ L.1, C. 30, D.1 o AGMAv, C.1501, Cp.30.

[3] AGMAv, Documentación Nacional (DN). “19 División.- Operaciones.- Partes de Operaciones.- De varias unidades de la División 19.- Marzo 1939”. A.42/L.7/C.12 o C.1625, Cp.12, D1/4.

[4] Buj Pastor, Francisco. Memorias de la Guerra Civil (1936-1939). Tarrasa, 1980.

 

Anuncios
Vídeo | Esta entrada fue publicada en Desaparición forzosa y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El Campo provisional del caserío Zaldívar

  1. Pingback: El Campo provisional del caserío Zaldívar | Fernando Barrero Arzac

  2. Pingback: Biografía del capitán y jefe del Estado Mayor de la 109ª Brigada Mixta, Juan Pedro Fernández del Campo | Fernando Barrero Arzac

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s